Con posters de Sergio Medina y Kelly Slater en las paredes, tablas de surf, hawainas de quicksilver, y neoprenos colgados de las perchas, en Vieiro vivimos una fiesta de lo más surfera para celebrar a Nacho, que trajo su propia tabla, y una tarta que ni siquiera Alejandro pudo acabar con ella (lo que se acabó fue la salsa picante de los nachos). Hicimos pruebas de habilidad sobre la tabla, de equilibrio, de velocidad, escapamos del «cuadrado de las bermudas», y muchas cosas más. Aquí tienes algunas fotos.

Leave a reply

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.