El plan de Carballiño fue completísimo. Empezamos el plan con un recorrido por las carpas de los coches que participaban en el rally, los mecánicos haciendo los últimos ajustes en el motor, los espías intentando averiguar las estrategias de los demás equipos, Nacho metiéndose en el interior de todos los coches, etc. Después de comer vimos la primera manga del rally, impresionados por las salidas de los «Fórmulas», en las que Rafa se tapó los oídos por miedo a que explotaran los tímpanos, ya por la tarde fuimos por la ruta de Arenteiro, el molino, las cascadas, etc. Un plan perfecto.

Leave a reply

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.