Inauguramos el mes de Diciembre con un baño en las Termas de Outariz, después de una excursión que nos llevó hasta un tenebroso pueblo perdido junto a las vias del tren, y una búsqueda del tesoro. Terminamos con una hora de relajación muscular en la piscina a 42º, y algún valiente que se metió en la piscina de agua fría al menos durante 0,2 segundos. Por cierto la banca de Vieiro ha prometido 2 Vieuros al que descubra el nombre del pueblo fantasmal.

Leave a reply

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.