Durante tres fines de semana disfrutamos de un surfcamp en las playas de A Lanzada y Foxos con un tiempo fantástico. Las condiciones de las olas fueron buenas para aprender, aunque la web de windgurú pronosticaba olas de más de 2 metros, sin embargo al final no hubo mucho desfase y no pasaron de un metro. El agua, eso sí, bastante fría pero con los neoprenos y las licras ni se nota. El equipo de Raspas Corchos club impartió las clases y los beguinners aprendimos el argot surfeiro: échale parafina, pilla el invento, ¿tú es regular o goofy?, vamos al pico, rema! rema!, espumeeeeiro… Dormimos en casa de Perla que está a un paso de la playa. Nacho, Gonzalo y Diego llegaron a ponerse de pie, otros soñaron con el take-off pero habrá más oportunidades.

Leave a reply

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.